abogado Incapacidad Permanente Madrid Zaragoza
abogado Incapacidad Permanente Madrid Zaragoza
Abogado especialista en Incapacidad Permanente
Abogado especialista en Incapacidad Permanente

Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla- León, avalando sentencia previa del Juzgado de Soria, por la que se reconoce la Incapacidad Permanente Absoluta, a un trabajador afecto de Síndrome de Fatiga Crónica SFC/EM, Fibromialgia FM y SQM.

 

El trabajador, cuya profesión habitual es la de operario de fábrica de puertas, solicita en base a sus múltiples patologías, el reconocimiento de las prestaciones por Incapacidad Permanente. Dicha solicitud es denegada por la Dirección Provincial del INSS ya que las lesiones que padece no alcanzan un grado suficiente de disminución de la capacidad laboral. 

Ante la negativa, el trabajador formula un Escrito de Reclamación Previa solicitando el reconocimiento de una Incapacidad Permanente Absoluta o subsidiariamente, una  total para su profesión habitual, que de nuevo, es desestimado por e INSS. 

Disconforme con esta resolución, se presenta una demanda con el mismo pedimento, celebrándose juicio y practicándose la prueba pertinente. Además, se acuerda la práctica de diligencia final consistente en informe del médico forense.

 

El objeto de controversia se fija en determinar el cuadro clínico del trabajador, sus limitaciones orgánicas y funcionales y si éstas le incapacitan para el normal desempeño de las tareas esenciales de cualquier profesión o, al menos, de su profesión habitual. 

 

Así, de los informes médicos y periciales aportados y del informe médico forense, se deduce que padece un Síndrome de Fatiga Crónica (SFC/EM) grado II sobre III, Fibromialgia  (FM) grado I sobre III, Maculopatía Miópica intervenida en ambos ojos con disminución de la agudeza visual, Sensibilidad Química Múltiple (SQM) en inicio, Síndrome Seco de Mucosas, Lumbalgia crónica con Espondiloartrosis con alteraciones degenerativas a nivel de L1-L2 y L5-S1 y Trastornos del Comportamiento asociados a disfunciones fisiológicas y factores somáticos.
 

Según la sentencia emitida, si bien el Síndrome de Fatiga Crónica y la Fibromialgia no alcanzan el grado III de III, la apreciación clínica del médico forense coincide con la de los informes aportados de parte, que revelan una baja tolerancia a esfuerzos físicos y déficit de concentración. El informe de espirometría refleja fatiga extrema en esfuerzos leves y capacidad de trabajo del 35% de la correspondiente a su sexo y edad; el informe de evaluación psicológica refleja una disfunción cognitiva ligera a moderada (nivel I-II), informes que coinciden con las conclusiones del médico forense, en cuyo informe refleja fatiga persistente, oscilante, pero sin mejoría, con marcada repercusión (>50%) en la actividad laboral y también en las actividades diarias. También presenta una limitación significativa de la visión a pesar de corrección, intolerancia a diversos tipos de productos químicos, mala recuperación a pequeños esfuerzos y limitación para realizar actividades mínimamente intensas y continuadas.

 

Por todo lo anterior, el Juzgado competente considera que el trabajador tiene disminuida su capacidad laboral para desempeñar no solo su profesión laboral, sino también otras profesiones de naturaleza sedentaria y con unas mínimas exigencias de concentración y rendimiento, por lo que se le reconoce afecto de Incapacidad Permanente en grado Absoluta. Para acceder a la Sentencia del Juzgado de lo Social de Soria, click aquí.   

 

Ante dicha sentencia, el INSS presenta un Recurso de Suplicación al entender que, el trabajador no se encontraba en situación de Incapacidad Permanente Absoluta en el momento de tramitarse el expediente administrativo, señalándose en el informe de valoración médica y los dictámenes del Equipo de Valoración de Incapacidad, limitaciones orgánicas y funcionales en relación al Síndrome de Fatiga Crónica y la Fibromialgia de larga evolución, sin datos de severidad y deterioro visual leve bilateral, entendiendo que con estas limitaciones tiene un resto de capacidad laboral. 

 

En el recurso se argumenta que las dolencias no son severas, sino leves o a lo sumo moderadas, conviviendo el trabajador con la mayoría de ellas desde largo tiempo y sin que las mismas le impidan el desempeño de su profesión habitual. Entiende por tanto el INSS, que no se encontraba afecto de Incapacidad Permanente al tiempo de tramitarse el expediente administrativo y que, si sus dolencias se han agravado, deberá solicitar nuevamente la Incapacidad Permanente, dado que no cabe introducir hechos nuevos que no hayan sido previamente valorados en el expediente administrativo.

 

Según el Tribunal Superior de Justicia de Castilla- León, más que atender a las lesiones, hay que atender a las limitaciones que las mismas representan en orden al desarrollo de la actividad laboral, debiéndose realizar la valoración de las capacidades residuales, sin que sea exigible un verdadero afán de sacrificio por su parte y un grado intenso de tolerancia del empresario. 

 

En este sentido, las dolencias que padece el trabajador en el momento de realizar el informe médico de valoración, conllevan aparejadas, en el momento del expediente administrativo, una disfunción con menoscabo funcional suficiente para que se le reconozca afecto de Incapacidad Permanente. Pero, además, mediante informe posterior del Médico Forense, queda acreditado que todas las patologías que le afectan, constaban ya en el expediente administrativo, y que, durante la tramitación del mismo y señalamiento del acto del juicio, han experimentado un agravamiento. Por lo tanto, no se trata de unos hechos nuevos, sino ya diagnosticados. Paralelamente, se acredita con el relato de hechos probados, que las lesiones están objetivadas, así como los efectos que producen, siendo determinante para declarar la Incapacidad Permanente Absoluta la fatiga a actividades mínimas, intensas y continuadas, limitativa de su esfera personal y social.

 

En base a todo ello, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla –León desestima el recurso del INSS y confirma la sentencia por la que declara la Incapacidad Permanente Absoluta al trabajador.

Sentencia 102M Enf Sensb Central.pdf
Documento Adobe Acrobat [5.0 MB]

Hoy:

Gracias por vuestra confianza:

ACCU Aragón

Consulta telefónica gratuita en:

 

Madrid:

Horario de atención teléfonica:

10.00h-19.00h

91.530.96.98

91.530.96.95 

639.758.443

 

Zaragoza:

Horario de atención telefónica:

9.00h a 17.00h

876.702.767

673.235.484

 

Estamos en:

Madrid:

C/ Embajadores, 206 Dpdo 1B

28045   Madrid

 

Zaragoza:

World Trade Cemter 

ABN Centro de Negocios

Avda. Mª Zambrano, 31    

Torre Oeste Planta 15

50018 Zaragoza

 

 

Links de interés:

Siguenos en Twitter:

Tweets de Vicente Javier Saiz @Incapacidad
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Abogado especialista en Incapacidad Permanente